«Si tenemos tantas cosas en común… ¿Por qué dejamos que un solo cromosoma nos separe?» (Imagen: Federación Española de Síndrome de Down)


  • Zona Henares | San Fernando de Henares

«Si tenemos tantas cosas en común… ¿Por qué dejamos que un solo cromosoma nos separe?». El Ayuntamiento de San Fernando de Henares se ha unido, este domingo, a la conmemoración del Día Internacional del Síndrome de Down. Y lo ha hecho compartiendo un emotivo vídeo de la Federación Española de Síndrome de Down que necesita apenas 4 minutos para ser un magnífico antídoto antiprejuicios.

«#QueNadaNosSepare», concluye la historia mediante la cual, la Federación transmite con maestría que todos, con Síndrome o sin Síndrome de Down, somos mucho más parecidos de lo que pudiéramos pensar.

Para ello, la Federación Española de Síndrome de Down presenta a tres jóvenes, dos chicos y una chica, que contactan con otros tres jóvenes, dos chicas y un chico, mediante una aplicación informática que analiza la escritura y el lenguaje mediante inteligencia artificial. Según la app, la afinidad entre ellos es del 99%.

Un joven bailarín conoce a Tony, a quien describe como «una persona muy directa, muy dicharachera… Me caído bastante bien, nos une una afición».

Otro de los jóvenes conoce a Carmen, «una chica que trabaja en un hospital y que estuvo jorobadilla con la Covid».

Otra chica, víctima de acoso escolar, conoce a Cristina. Ella le explica que también sufrió bullying.

Entonces, tras un primer contacto anónimo y telemático, los jóvenes se conocen entre sí. Entre ellos sólo hay similitudes salvo por un pequeño detalle: Tony, Carmen y Cristina tienen un cromosoma extra, el 21, que les hace tener Síndrome de Down.

«Lo bueno de bailar, Tony, creo que es liberar todos los sentimientos que tienes… Como tú. ¿No?», pregunta Tony, simpático bailarín.

«Con esto del Covid lo pasé fatal, no me encontraba bien», admite Carmen, que pasó la Covid.

«Bueno, yo he pasado por muchas cosas pero también sé pues, por lo que se siente, cuando te hacen el bullying, porque yo también lo he vivido, sé lo que es», reconoce Cristina.

Tras un rato de charla, cualquier atisbo de prejuicio desaparece: «Quizás por los prejucios no habría conocido a Carmen, y me parece… maravillosa. Trabajamos de lo mismo, que ella haya sufrido tanto…», admite uno de los chavales.

«Pues a mí me encantaría hacer una coreografía contigo algún día», le espeta el joven bailarín a Tony, quien ni corto ni perezoso le responde: «Yo tengo la velocidad de Flash, el poder de Capitán América y soy muy guapo, como tú. ¿Eh?».


¿Todavía no nos sigues en Twitter?

La Maleta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *