El cambio de tendencia se consolida. Se reducen los datos de contagios y de continuar así los establecimientos cerrarán a las 22 horas.


  • Zona Henares | Comunidad de Madrid

«Ha habido un descenso del 36% en los contagios respecto a hace 2 semanas» así lo ha anunciado en su comparecencia semanal el Viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19. «A día de hoy la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes es de 625, hace una semana era de 860 y hace 15 días de 994 casos». El nivel de transmisión es menor, pero ya se ha comprobado una presencia del 25% de casos de la cepa británica y «seguirá creciendo».

Si no hay ningún hecho que modifique esta tendencia, el jueves 18 de febrero, según ha anunciado Zapatero, «finalizarán las medidas que establecían el toque de que da a las 22 horas y el cierre de establecimientos a las 21 horas». A partir del viernes se ampliará, por tanto de nuevo, el toque de queda a las 23 horas y el cierre a las 22. Lo que se mantienen son el resto de medidas, entre ellas la prohibición de visitas a no convivientes, y el uso de mascarilla cuando no se esté comiendo o bebiendo.

Lo que preocupa a las autoridades sanitarias madrileñas es la presencia de la cepa brasileña, porque si hace unos días aparecía el primer caso en un viajero que entraba por el aeropuerto, este caso, según ha explicado Zapatero, «era de la variante P-1 o variante de Manaos», pero hay dos nuevos casos que además, pertenecen a una nueva variante denominada P-2, o variante Río de Janeiro, que genera “una mayor transmisibilidad y es más agresiva” ha explicado el viceconsejero.

Estas cepas presentan «un nuevo escenario» por lo tanto, es «importante que se exijan cuarentenas» a los viajeros que entren por el aeropuerto procedentes de los países donde están activas estas cepas. Y ha recordado la petición del consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de exigir esas cuarentenas, ya que no ha accedido a la petición anterior de suspender los vuelos con Brasil y Sudáfrica. ·Es vital para controlar el virus». Según Zapatero, sino se llega a cabo, «poco podremos hacer aunque tomemos medidas aquí» entre la población.

En los datos de ingresos de la semana. Hay en la red madrileña de salud 4.175 pacientes. De ellos 3.485 están en planta, y 690 en las unidades de cuidados intensivos. Esto es, un descenso de más de 600 pacientes con respecto a hace una semana. Además en el Hospital Público Enfermera Isabel Zendal se ha atendido ya a 2000 pacientes desde su apertura, algo que «es un alivio para el sistema» ha afirmado Zapatero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *