Una vecina comenzó a limpiar el río con sus manos y creó un movimiento imparable (Foto: Enmienda limpia tu mierda)

  • Luis R. Antona | San Fernando de Henares

Nazareth Saiz (1980) es clara, transparente y cristalina como el agua a la que tanto ama. Llama al pan, pan. Al vino, vino. Y a la mierda, mierda. Con todas las letras. Cuando el ser humano tuvo que encerrarse en sus casas por culpa de un coronavirus, el planeta respiró. Los animales salvajes ocuparon las ciudades, la vegetación recuperó algo del terreno que se le había arrebatado y las aguas de los ríos comenzaron a bajar ‘extrañamente’ limpias. Poco a poco, las personas volvieron a salir de sus casas y, con ellas, su basura. Los animales salvajes dejaron de ocupar las ciudades, la vegetación retrocedió y las aguas de los ríos volvieron a llenarse de porquería. En ese momento nació ‘Enmienda limpia tu mierda’. Fruto del cabreo de una cántabra, vecina de San Fernando de Henares y activista medioambiental que, tras ver la lamentable conservación del Parque Natural del Sureste, se sintió incapaz de gruñir y no hacer nada.

Nazareth. ¿Sabes que vamos a hacer un programa en una radio local? De momento sólo tengo el nombre. Se va a llamar ‘Una hora de mierda’ (risas).

Zona Henares. Es que lo de la “mierda” da mucho juego. Es una palabra muy potente. Cuando os conocí pensé “mira estos cachondos, que se llaman ‘Enmienda limpia tu mierda’”. Me parece una estrategia de marketing brillante…

Nazareth. ¿Estrategia de marketing? ¡No! El año pasado yo estaba por ahí limpiando la mierda, porque era literalmente eso, y utilicé mi Instagram para quejarme. Yo llegaba al entorno del río Jarama y mi reto personal era quitar una bolsa, y otra, y otra… y ya perdí la cuenta. Luego, como a la gente le enganchó el nombre, pues así se ha quedado: Enmienda limpia tu mierda. Y sí, a veces pienso para mí misma ‘se me conoce por limpiar mierda’.

Publicidad

ZH. Bueno, es una buena forma de aportar tu granito de arena.

N. Eso es. Esto surge de un enfado. Un arrebato de mala leche. Pero pensé que no me podía quejar sin hacer nada. Justo después del confinamiento, cuando dejaban salir dos horas, el río estaba precioso. Cuando no estábamos los seres humanos. ¡A la semana volvía a tener una de mierda…! Entonces dije ‘vale, a predicar con el ejemplo, quita las mascarillas y los guantes’. Después encuentras un árbol lleno de toallitas y, cuando las retiras, te sientes genial. Esto engancha.

ZH. Entonces, empezaste tú sola…

N. Sí, yo sola. Y enseguida lie a mi sobrino, que es adolescente y muy buen niño. Y también se picó.

ZH. ¿Y dónde limpiáis?

N. Donde hay agua. También en los paseos que hay al lado del río. Y en los parques…

ZH. ¿Y qué perfil tienen las personas que limpian contigo?

N. De todas las edades, de todos los perfiles. No dejo que vengan niños menores de nueve años porque hay cuchillas. Pero el otro día tuve a cuatro generaciones limpiando basura. Y los peores son los mayores, que yo los pierdo de vista y no te hacen caso. Y el 12 de junio, por ejemplo, vienen scouts… 20 chavales de 16 años.

ZH. ¿Y cómo os organizáis?

N. Pues sobre la marcha. Lo hacemos con tres semanas de antelación porque la plataforma a través de la que lo montamos todo nos da un seguro. Pero nos exige que sea con tres semanas de antelación.

ZH. Y entonces convocáis a vuestros socios…

N. No tenemos socios. No somos una asociación. Somos todos voluntarios. Es lo mejor del mundo. No estamos atados por subvenciones ni por nada. Somos un grupo de diez personas organizando. Y luego tenemos un grupo de WhatsApp para que la gente que ha probado ya, si quiere, entre. Ahí tenemos otras 30 personas. Esos son los que vienen cuando pueden. Una semana antes lo subimos a las redes y ya se puede ir apuntando el resto de la gente hasta un límite.

ZH. ¡Pero eso es un éxito total! ¡Si hasta tienes que poner límite!

N. Eso es porque hacemos grupos de seis personas máximo. Y cada uno de los organizadores llevamos un grupo. Y damos para lo que damos.

ZH. A pesar del poco tiempo que lleváis da la sensación de que esto es imparable.

N. Sí, esto no para de crecer desde enero de 2021.

ZH. Y ya os ha recibido hasta el alcalde de San Fernando de Henares…

N. Sí, con Javier Corpa me reuní en julio del año pasado. Yo estaba nerviosa. Y ahora le paso vídeos. Después le invité a venir a recoger basura y él vino como vecino, no como alcalde. Ahí hablamos de que hacía falta unir a todos los ayuntamientos en defensa del río Jarama. Y al día siguiente anunció una gran alianza con este objetivo.

ZH. Un buen ejemplo de política útil.

N. Sí, es importante que los organismos públicos se conciencien y pongan los medios. Pero nosotros no estamos politizados.

ZH. Porque a ti lo único que te interesa es el objetivo genuino de limpiar.

N. Eso es. Somos un grupo de personas que nos reunimos para limpiar. Y luego todo viene de manera orgánica. No busco nada. ¿Que nos ofrecen un logo? Genial, cómo mola. ¿Que conseguimos una carretilla? Pues guay. Pero de forma orgánica. No tenemos prisa. Todo llega. Hay que tener las cosas muy claras: si no te vendes, no te vendes, y si te vendes, te vendes. ¿Quién eres? Lo contrario es postureo. Y el día que deje de ser como soy, en dos días estoy fuera. Yo hablo como hablo y me dicen que soy bruta. Pero soy así. Cuanto más mayor, peor. Mi madre me regaña porque dice que uso muchas palabrotas. Y lo de ‘mierda’ en el nombre. Yo simplemente le respondo que nos llamamos así.

Foto: Enmienda limpia tu mierda

ZH. ¿Y qué hacéis con toda esa basura que recogéis?

N. Viene a buscarla en camión del Ayuntamiento. Quedamos con ellos y vienen a buscarla. Tenemos mucha suerte aquí. Yo aviso a Medio Ambiente, ellos avisan al camión y, entonces, quedamos en un punto y me traen El Destructor el camión grande de basura. La primera vez que lo vimos no les dejábamos tirar nada dentro, lo tirábamos todo nosotros. Y si no llenábamos de basura los cubos del polideportivo. ¡Eran los únicos que teníamos a mano! Te lo pasas pipa. Y además traigo turismo a la zona (risas). Piensa que el 12 nos vamos a juntar más de 100 personas.

ZH. ¿Y desde cuándo te empezaron a interesar estos temas?

N. Yo siempre he sido muy respetuosa con la naturaleza. Soy cántabra, y ahí nos va en el ADN. Viví allí hasta los 13 años. Allí lo tienes en la sangre. ¿Pero activista? Desde el año pasado. Mira, te voy a ser sincera. A mí el confinamiento me ha encantado. Me abrió los ojos. Me lo intenté tomar para bien. Tuve claro que no era nadie y, aunque fuese, iba a intentar ser alguien para la Tierra. Además aprendí a meditar y, bueno. ¡Y ahora en mi trabajo soy animadora de medio ambiente! Me encanta.

ZH. Bueno, lo importante es que has encontrado tu vocación.

N. A los 40. ¿Te lo puedes creer?

‘La cara invisible del planeta’

Este sábado 12 de junio, ‘Enmienda limpia tu mierda’ (junto a SCI y Arba del Henares) ha participado activamente en ‘La cara invisible del planeta’, un movimiento extendido por 31 provincias con un objetivo: desplastificar el planeta.

Álex Gutiérrez: el heredero de Félix Rodríguez de la Fuente en el Corredor

Y qué mejor manera de hacerlo que quitando toallitas, liberando árboles atrapados por la porquería de la ribera del Jarama a la altura de San Fernando de Henares y recogiendo los plásticos de la naturaleza. Además, pasando un rato inolvidable.

En esta gran recogida han participado más de 65 personas que han retirado 380 bolsas de toallitas (2,2 toneladas), 13 kilos de plástico y 1 kilo de vidrio (lo que equivale a más de 7 toneladas de CO2)

Foto: Enmienda limpia tu mierda

«Esta porquería ya no va al mar», ha explicado ilusionada Nazareth.

El alcalde de Sanfer, Javier Corpa, ha sido uno más de los limpiadores: «Gran trabajo limpiando la ribera del río Jarama. Esta vez pude acompañarles solo una hora. Gracias Nazareth Sáiz, Esther Moraga y a todo el equipo por la organización», ha afirmado Corpa.


Habitasa
¿Nos sigues ya en Twitter?

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *